QUÉ NOS QUEDÓ | CRÓNICA DEL SEFF 2016

A menos de un mes para que podamos disfrutar del próximo Festival de Cine Europeo de Sevilla, que viene cargado de novedades y películas de alto nivel, os queremos dejar un repaso de lo que dejó el SEFF 2016.

que nos quedo
Oliver Laxe, director de ‘Mimosas’, durante la gala del SEFF 2016 © Guillermo Ramírez Torres.

El Festival de Cine Europeo de Sevilla 2016 será uno de los más recordados de los últimos años. En él pudimos disfrutar de grandes películas que han dado el salto a Hollywood, como es el caso de Toni Erdmann (Alemania, 2016) dirigida por Maren Ade, y que recibió los premios Eurimages a la Mejor Coproducción Europea, así como el Gran Premio del Público del pasado Festival. Esta historia que narra la relación de amor-odio entre padre e hija con altas dosis de crítica social aderezada de un fino humor absurdo y que será readaptada por la industria americana, teniendo a Jack Nicholson como protagonista.

Sin embargo la película que se hizo con el Giraldillo de Oro fue Ma Loute (Francia, 2016) de Bruno Dumont, cuyo título en los cines españoles fue traducido como La alta sociedad. En esta historia emplazada en un idílico paisaje se vuelven a unir elementos absurdos con un enfoque claramente irónico en el que se retratan las diferencias entre las clases sociales de una Francia de principio del siglo XX. Lo fantástico se entrelaza con lo más grotesco de la condición humana en una película en la que sobresale en su interpretación la jovencísima Raph, quien se hizo con el merecido galardón a la mejor actriz a pesar de ser debutante.

que nos quedo
Fotograma del film ‘Ma Loute’, ganadora del Giraldillo de Oro 2016.

Otro de los momentos estrella del festival fueron los reconocimientos a diferentes miembros de la industria cinematográfica europea, empezando por el Giraldillo de Honor a Vincent Lindon, el versátil actor francés con más de treinta años de carrera; y a la actriz Valeria Bruni Tedeschi, quien además destaca como cineasta. También fue galardonado el andaluz Antonio Dechent, con el Premio RTVA.

Podríamos decir que uno de los grandes ganadores del pasado año fue el film Mimosas (Marruecos, Francia, Qatar, 2016) de Oliver Laxe, quien se llevó dos premios entre ellos el Premio Especial del Jurado. En esta obra de carácter metafísico se combinan en pequeñas dosis géneros como la road-movie y el bildungsroman, en lo que algunos han llamado “western sufí”. Laxe plantea una película críptica, cargada de poesía y espacios para el espectador en los que puede entrar en sintonía con los temas tratados por este largometraje que ha sido multipremiado.

A pesar de estar fuera de concurso, una de las películas que mayor sensación causó fue La muerte de Luis XIV (Francia, 2015) de Albert Serra. Con un exquisito gusto y delicadeza saca el máximo partido a un sublime Jean Pierre Leaud, actor fetiche de Truffaut quien encarna a un moribundo Rey Sol. Un film donde cada plano remite a algunos de los mejores cuadros del Barroco europeo pero con un contenido puramente actual. Nada se le escapa a la escrutadora mirada del director Serra, quien se vale de la última semana de vida del monarca absolutista más famoso de la historia para reflexionar sobre elementos comunes a todos: la enfermedad y la muerte.

que nos quedo
Albert Serra, director de ‘La muerte de Luis XIV’ durante el SEFF 2016 © Guillermo Ramírez Torres.

Conviene hacer una mención especial al cine español de la sección Resistencias, que con recursos limitados es capaz de actuar como elemento contracultural removiendo los pilares del cine comercial. En la selección del pasado año estaba el film de Kikol Grau Inadaptados  con su enfoque hacia el Punk o el ensayo audiovisual que plantea Análisis de sangre azul de Gabriel Velázquez y Blanca Torres, en la que se funde el material encontrado con nuevos fotogramas jugando con la percepción del espectador. La gran triunfadora de esta sección fue Los objetos amorosos (España, 2016) de Adrián Silvestre David, quien con su opera prima obtuvo el reconocimiento del Festival, quienes a ojos del jurado se trata de una “representación realista y sensible de temas como la inmigración, el género o la Europa contemporánea”. El amor, las redes, la soledad o la identidad sexual quedan al descubierto en este relato donde se incluyen narraciones reales que sirven para construir el perfecto marco de la historia.

Han sido muchas las películas que pudieron verse durante esos días pero lo más espectacular fue el crecimiento del número de espectadores que podía constatarse con las largas colas que hacían fila a la entrada de las distintas salas. Sin duda es una señal de que el séptimo arte y este festival gozan de buena salud. Quizás por estos esfuerzos Sevilla ha sido la escogida para ser la sede de los European Film Awards (EFA) de 2018, que son considerados los “oscars” europeos.

Mientras llega la fecha aún tenemos por delante el SEFF 2017 que traerá unas semanas con el mejor cine europeo de este año y que arrancará con Tierra firme de Carlos Marqués-Marcet, que reunirá a Geraldine y Oona Chaplin en una misma cinta. El cine europeo ya está calentando motores.  ■

que nos quedo
Fotograma del film ‘La Muerte de Luis XIV’, de Alber Serra.

 

Más información

Accede a la web del SEFF clickando aquí.

Accede a otras publicaciones sobre el SEFF clickando aquí.

 

PublicidadIr a albañomaría